Select Page

 Crear un concepto fotográfico de una tradición que no es común para uno puede ser algo complicado y puede implicar una investigación sobre los elementos que pueden relacionarse para generar la idea. Aquí les cuento los detalles que se consideraron para la sesión del día de muertos.

Para esta ocasión decidí hacer una sesión de fotografía de alimentos con estética dark mood y seleccioné como elemento principal el pan de muerto. Como elementos decorativos, incluimos papel picado para el fondo y para la mesa, una muñeca otomí en versión día de muertos, tres calaquitas, una catrina y una vela puesta en un plato de barro, que usualmente hemos usado para poner salsas o cremas en otras sesiones. Adicionalmente, para el fondo, compramos dos matas de cempasúchil, típica de las decoraciones del día de muertos.

Para la iluminación empleé dos flashes, el principal (a 1/2) se orientó lateralmente desde las 3. Para rellenar las sombras, se empleó un flash de relleno (a 1/8) orientado diagonalmente desde las 8. Para oscurecer el fondo, bloqueando la luz del flash principal, utilizamos un bloqueador de luz hecho con cartulina ilustración color negro sostenido con pinzas en la parte inferior, y dos pinzas en la parte superior izquierda para dar contra peso. Un tercer flash, montado en la cámara, fue utilizado para controlar los parámetros y accionar los otros dos.

El control de la cámara se hizo desde el móvil, usando la aplicación Camera, Connect and Control (Android/iOS), conectando la cámara por medio de un cable USB y un adaptador OTG. Con esta aplicación puedo hacer tethering y previsualizar la composición de la escena más fácilmente mientras voy moviendo cada elemento de en esta. Es importante considerar, para aquellos que tengan una Nikon D3500, que esta es la única vía que he encontrado para hacer tethering desde el teléfono, además de servir como intervalómetro para esta.

El revelado fotográfico se realizó en Capture One y Photoshop, dando los ajustes básicos de iluminación, con los que se obtuvo la estética dark mood.

Para los que estén cerca de Querétaro, la Catrina y la muñeca Otomí las compramos en una tienda ubicada en el andador 16 de septiembre que venden artículos de Hermosa Hñähñu, y el pan de muerto lo compramos en Bisquets Obregón – Pan y Café, en andador Francisco I. Madero. Las calaquitas las compramos a los artesanos del andador 5 de mayo.

Tus productos también pueden destacar con imágenes que transmitan todo el potencial de estos, captando la atención de tus clientes. No dudes en escribirnos para ayudar a tu emprendimiento a lograr el éxito.

Equipo utilizado para este proyecto

Nota: algunos links de productos pertenecen al Programa de Afiliados de Amazon. Adquirir por medio de ellos no representa costo adicional para el comprador, pero genera una comisión sobre la venta, que permite mantener los costos de generación de contenidos del blog y la creación de nuevos proyectos fotográficos. ¡Gracias!